Icono menu

Stiven y Dubán, estudiantes del Institución Educativa Rural Albania de Villagarzón, Putumayo.

17/11/2016
Portada noticia

Con Paz Aprendemos Más


A Stiven y a Dubán les encanta ir al río, jugar fútbol pero sus favoritos son los videojuegos. Desde que viven en el internado del Albania, las Pazatardes se han vuelto su momento favorito del día, pues en ellas se divierten con las actividades que cambian todos los días. Cuentan que lo más especial del internado es la compañía de los cuidadores pues no les da chance de sentirse solos, son una nueva familia.

El día de la visita de la Embajada de Canadá, Stiven no pudo contener el llanto, y con lágrimas en sus ojos les agradeció a los representantes: “De parte de todos nosotros, los niños de Albania, quiero agradecerle mucho a Canadá y a Mercy Corps por apoyarnos y siempre estar al lado de los niños de Putumayo. Gracias porque además de formarnos como profesionales, nos están formando como personas”.

“Hemos mejorado tanto académicamente como disciplinariamente, están formando personas de bien con posibilidades de un mejor futuro y de transformar el país. Gracias por apoyar a las instituciones del gobierno, por las dotaciones que nos dieron y por permitir que nosotros pudiéramos ser los beneficiarios del programa”, así se expresó su amigo Dubán frente a los representantes del programa en la visita.

Los nombres han sido cambiados para proteger la identidad y seguridad de las personas.